Google+ Movimiento Paz y Bien: Convivencia de Adultos de Paz y Bien 2019 en Calasparra
Autor: Movimiento Paz y Bien
• 9.5.19
Abril 2019Colegio Ntra. Sra. del Sagrado Corazón. Calasparra, Murcia
El pasado 27 de abril celebramos la convivencia anual de Paz y Bien de Adultos. El hilo conductor fue el tema de nuestro objetivo general: “#felices”.

Nos acompañó durante toda la jornada el Padre Emilio Martínez Torres, ofm. a quien providencialmente Dios ha puesto en nuestro camino y nos ayudó con su palabra y testimonio a profundizar sobre las Bienaventuranzas como camino de felicidad al estilo de San Francisco y Madre Carmen.

Fuimos casi 100 personas entre adultos y Hermanas. Gracias Señor, por darnos tanto, tanto…

A continuación os ofrecemos parte de un testimonio que nos ha llegado sobre el día vivido. Le damos gracias a Marisol por haber querido compartir su experiencia de esta convivencia.

“Bendito sea Dios que tanto nos quiere”.


Paz y Bien,

Siento de corazón que este escrito se lo debo a muchas personas, pero especialmente a Dios, por permitirme tener una vivencia espiritual tan llena, en la que he podido disfrutar en plenitud de muchos hermanos…

He podido conocer a personas excepcionales…  con las que pude compartir, especialmente la Eucaristía; pensé cuan privilegiados somos el poder reunirnos libremente ante Tu Mesa Señor, mientras tantos hermanos nuestros son perseguidos por amarte.

No puedo pasar por desapercibida la frase “ayudar al que no sabe ayudarse” de la Ponencia del Padre Emilio, y tantas otras; pude masticar cada palabra… 

Ha sido un deleite escuchar la invitación del Señor por medio de este gran sacerdote a estar alegres, algo que fácilmente olvidamos; ha sido un recordar esas palabras mayores del Evangelio por medio de las Bienaventuranzas, una línea de vida, que si no me detengo a concretarlas, difícilmente podré esperar a ser examinada en el amor el día en que nazca a la vida.



La palabra felicidad la utilizo muy a menudo ¿La uso adecuadamente?
Dentro de mis imperfecciones lo intento; el sacerdote en una de sus frases dijo “Ser feliz es un derecho” y es cuando me dije: si es un derecho pues tengo que hacerlo vida y verdad a diario sin que se me olvide; mis padres siempre nos dijeron a mis hermanas y a mí que cuando hay derechos, éstos van tomados de la mano de obligaciones algo que toda sociedad lo sabe, nada nuevo, pero que muy a menudo las llevamos a la trituradora. 


Para que no se me olvide hice una lista de obligaciones y prioridades. A la cabeza está, buscar la felicidad con alegría, además de tener en mi mesita de noche las pistas para ser felices, aquellas que “sirven para creyentes y no creyentes: 

 Cultivar un corazón agradecido.
 Transmitir la calma.
 Ejercitarse en la apertura al otro.
 Hacer una buena obra diaria desinteresada.
 Aumentar nuestro sentido de permanencia a una comunidad.



Para ser feliz tengo que escuchar el silencio más a menudo;
alejarme de mi propia voz, alejarme de ese egoísmo ruidoso. No puedo vivir en continuo nerviosismo porque es lo que trasmito a los demás, el vivir sosegadamente es de personas valientes, son las que escuchan y aprenden a decir “no” en los momentos oportunos.


Qué tentador es quedarme admirando la belleza del Evangelio, pero el Señor va más allá, me pide que sea audaz y me implique en vivirlo y trabajar, no puedo ser una mera espectadora.

Ese camino hacia la felicidad no se puede dar si no oigo la llamada a la santidad (Gaudete et exsultate); sé que tengo que hacer un alto y examinarme (con ayuda) para dar esos pasos firmes hacia ella. Tengo espejos donde mirar para conseguirlo: San Francisco y la Beata Madre Carmen, ejemplos de generosidad, constancia, especialmente ese abandono con total confianza en el Señor.

Por último, quisiera compartir que salí muy reforzada cuando llegó el momento de recogerme a casa; pedí la bendición al Padre Emilio y él solícito a mi petición lo hizo con la bendición de San Francisco. Imposible dejármela para mí, la comparto con toda la familia franciscana.

Me seguiría extendiendo en mi ruido y tengo que guardarme.

Un abrazo en Cristo.

Marisol Cárdenas

Y ahora puedes...
  1. Ver desde aquí las fotografías y unos minivídeos de la convivencia.

  2. Visitar el canal de canciones: "Para Ti es mi música de Paz y Bien".

  3. Unirte al Twitter de Paz y Bien desde aquí.

  4. Visitar el canal de vídeos en YouTube desde aquí.
Escribe tu comentario y compártelo con tus amigos de Paz y Bien. Ya sabes que en Paz y Bien tienes un montón de sorpresas para compartir...

Esta entrada fue publicada el 9.5.19 y se archiva en el blog del , . Los comentarios fuera de tono serán eliminados. Puedes seguir los comentarios a esta noticia o actividad a través de la alimentación de RSS 2.0 feed. También puedes dejar un comentario , o trackback desde tu propio sitio.

Participa con tu comentario...