Google+ Movimiento Paz y Bien: Tu oración semanal, 3 · marzo · 2013
Autor: Movimiento Paz y Bien
• 27.2.13

Oración para la semana...

Señor Jesús, a veces nuestras vidas son como estrellas sin luz, como arcoíris sin color. A veces en nuestras vidas falta la Alegría. Sin embargo, Tú, Señor, nos confías la responsabilidad de difundir la Alegría que viene de haberte conocido, el Gozo que viene de sabernos amados por Ti. Tú depositas este tesoro en nosotros, lo pones en nuestras manos, para que nosotros lo multipliquemos y lo compartamos. Cada nuevo día que nace, es un don que Tú nos haces para acrecentar en nosotros la Alegría. Tú sólo deseas que tomemos conciencia del Gozo que hay en nosotros...

Momentos para la reflexión...




Última reflexión...

La conversión sincera

Es un milagro mayor la conversión de un pecador que la resurrección de un muerto. En ésta se vuelve a llamar a la vida de la carne, destinada a perecer; en aquélla, el Alma, es destinada a Vivir para siempre. Si la luz de la Conversión se encendiera en tu espíritu, llorarías el pasado y orientarías tu vida a los bienes futuros. Si quieres vivir una vida nueva, llora tus viejos pecados.

El dolor de tus pecados, por la ingratitud mostrada hacia el Señor, crecerá en proporción de los favores que Él te prodigue; el recuerdo de tus culpas lo tendrás siempre delante (Salmo 51,5). Si Dios se dignara llamarte a sí desde una vida desordenada, llegará el momento en que te encontrarás desnudo delante de ti mismo y bajo los reproches de tu conciencia.... 

Leer y descargar aquí reflexión completa


Ahora comparte y retwittea tu oración semanal...



Esta entrada fue publicada el 27.2.13 y se archiva en el blog del , . Los comentarios fuera de tono serán eliminados. Puedes seguir los comentarios a esta noticia o actividad a través de la alimentación de RSS 2.0 feed. También puedes dejar un comentario , o trackback desde tu propio sitio.

1 Comentario:

On 2/3/13 10:15 p. m. , Anónimo dijo...

Ognuno di noi è un figliol prodigo, anche pubblicando solo il nostro pensiero, il nostro amore e il nostro credere alla Parola di Dio. Infatti, scrivendoci le nostre emozioni sulla Grazia che Dio ci dona, ci rende fratelli in Gesù. Pace infinita a tutti, Giovanni.